Poeta premiada Concurso SCRIPTURA

carátula voces-scriptura

“Busco en el horizonte tu baúl de misterio / donde guarda el ancestro su atado de recuerdos / La ciudad pinta gris el hambre de sus habitantes / Por los muros destila sangrante la tristeza” con estos versos se inicia el escrito “Desde la tierra” uno de los poemas que conforman el conjunto de la obra ganadora del Premio de poesía de mujeres “SCRIPTURA” que fuera convocado por la Comisión de Escritoras del Pen Club del Perú y el Centro Cultural de España en Lima.

Para esta primera edición participaron 214 trabajos en una convocatoria a nivel nacional dirigida a mujeres que escriben poesía y que no habían publicado un libro de poemas con anterioridad. El jurado estuvo conformado por el reconocido crítico literario Ricardo González Vigil, y los poetas Tulio Mora, Elvira Ordóñez y Graciela Briceño. El veredicto -por mayoría-, otorgó el Premio Scriptura al poemario “Voces”, cuyo seudónimo fue Madre Tierra y que una vez abierto los sobres, correspondió a Carmen María Valdivia Santibañez.

La ganadora que será presentada en una conferencia de prensa este viernes 19 de junio a las 12 m en el Centro Cultural de España (Natalio Sánchez 181, Santa Beatriz) se hace acreedora de $ 1000 dólares y la publicación de 500 ejemplares del libro por la editorial Carpe Diem dentro de la serie “Nuevas Poetas”.

Sigue leyendo

Andrés Caicedo: Estrella fugaz

"Un escritor con cara de estrella del pop" (Alberto Fuguet)

Desde aquí doy inicio un espacio para los amigos colaboradores. Juan José Sandoval Zapata ha escrito un texto emotivo en clave de poesía sobre Andrés Caicedo, estrella fugaz de la literatura colombiana. Un primer acercamiento a un escritor con una espléndia trayectoria cultural que nos dejó por decisión propia cuando tenía tan solo 25 años. Alberto Fuguet quien se encuentra realizando la atubiografía de Caicedo dice sobre esta obra “Creo que el libro será importante, sorprendente, inmensamente triste y absolutamente valiente y despojado. Y estoy honrado, orgulloso, nervioso y sobregirado con el poder hacerlo”.

Andrés Caicedo: Triste y empantanado
Por: Juan José Sandoval Zapata –  http://barrunto.blogspot.com

Murió cuando recién nacía, fiel a su estrella fugaz, Andrés Caicedo fue un ángel vestido de rocknroll. Luego de salsa y guajiro. Con bazuco y sin vergüenza, con letra sonora y distorsionada, pero en cursivas. Era el miedo eterno a la madurez y a los buenos modales. Una estrella pegada al espejo, transpirante y nerviosamente aturdido. La angustia fue su deporte y la muerte un trofeo adolescente.

Sigue leyendo